El entrenador vasco del Villarreal está satisfecho de haberle regalado al presidente y a la afición una final europea.