En medio de los festejos tras ganar la Europa League con Villarreal sobre el United, el arquero argentino soltó una frase para la posteridad.