El conjunto “Bávaro”, pese a las críticas a su entrenador Julian Nagelsmann, es una amenaza en Europa, incluso sin Robert Lewandowski.