El club bávaro tuvo menos perdidas en la pandemia y ha aumentado su valor, más que el equipo francés que cuenta con Mbappé, Messi y Neymar.