El pequeño aficionado del Liverpool era todo un activista social y ayudaba a diferentes causas sociales.