Los americanistas no se pueden permitir no salir con los tres puntos del puerto, pues aún la Liguilla sigue tambaleando.