Las despedidas son difíciles, y más si es la de tu ídolo quien dice adiós al equipo de tus amores, así sucedió en Bolivia.