A pesar de la alegría de los triunfos sobre Chile y Paraguay, el DT azteca no dudó en señalar que sus rivales crecieron por momentos.