Horarios

Hubo un día en el que los estadounidenses dejaron de ver el fútbol como un deporte aburrido. Esta tanda de penales les volvió locos.