El ex peleador tendrá la oportunidad de pasar tiempo con su familia en casa, mientras espera su juicio por intento de asesinato.