El luchador ruso que se hizo famoso por inyectarse aceite en sus brazos sufrió un grave percance durante un combate: duele verlo.