Horarios

Había marcado el empate y se quedó atónito cuando vio el cambio. Le lanzó un montón de insultos, pero Bob Bradley tenía una seria razón.