El mandamás del fútbol boliviano, quien contrajo el virus hace un par de semanas se encontraba internado.