Iker Casillas tiene por ahora recuperar una vida normal. Para un arquero esto sería volver a atajar balones. Para él es algo diferente.