En 1985, el “Pelusa” desafió a la física marcando un tanto ante la Juventus que fue posible sólo para él. ¡Así lo homenajea el Napoli!