Es el tercer ataque letal de tiburón en lo que va de año en ese país, donde los ataques son frecuentes pero mortales.