El irlandés sorprendió en el escalafón publicado por Forbes, luego de un año donde consiguió millones a través de su propia bebida.