Neal Maupay agarra distraída a toda la defensa del Crystal Palace y lanza un tremendo remate al ángulo que es el primer tanto para el Brighton.