Wilfried Zaha rompe el arco del Brighton con un tremendo remate de zurda y empata el partido a los '75.