El delantero marfileño aprovechó una desconcentración defensiva de los Hammers y todo está equilibrado otra vez.