Los "Saints" consiguieron su cuarta victoria consecutiva ante los "Blades" por primera vez desde 1950.