El árbitro marcó penalti contra los Foxes por una mano de Kelechi Iheanacho en el área y el capitán de los Saints, James Ward-Prowse, no perdonó.