El mediocampista portugués anotó en los últimos minutos del encuentro para evitar el desastre de los Wolves ante las Urracas.