Mala fortuna del West Ham, pues entre Fabianski y Diop se anotaron un gol en propia meta para adelantar al Newcastle tras un disparo de Maximin.