Mohamed Salah que se fue solo en terreno rival y definió muy bien para anotar el cuarto gol del Liverpool y definir el juego.