El atacante surcoreano anota de penal el definitivo 2-1 y da el triunfo a los "Spurs", que ya ganan sin Mourinho al mando.