El delantero brasileño condujo el balón desde la media cancha hasta que lo depositó en la meta de los Gunners.