Tiro de esquina a favor del Fulham y Joachim Andersen que estaba bien parado y sin dejarla caer disparó al arco y anotó el gol del empate.