Al técnico español no le gustó nada cómo se manejó la entidad "Gunner" tratando de que prosperara la sanción del TAS al City.