El futuro del atacante argentino parece estar definido y medios catalanes aseguran que solo falta una firma para que se convierta en culé.