El técnico inglés publicó un libro con sus memorias y entre la más curiosas fue cuando sufrió una herida en sus partes íntimas.