El veterano delantero del Manchester United fue el verdugo de los “Spurs”, suficiente para convertirse en la figura de la Jornada 31.