El delantero inglés giró bien el cuello tras un saque de esquina botado desde la izquierda y adelanta a los Saints en el marcador.