El estratega alemán firmó una extensión de contrato con los Reds en busca de seguir acrecentando el número de trofeos en sus vitrinas.