Con potencia y colocado, así cobró el mediocampista portugués el penalti con el que los Red Devils sentenciaron la victoria sobre Newcastle.