El delantero italiano prendió el esférico a la distancia y logró abrir el marcador ante unos Wolves que no cuentan con Raúl Jiménez.