El club londinense está dispuesto a todo para robarle al United el fichaje del centrocampista y para eso tiene dos ases en la manga.