El estratega brasileño pide perdón por haber utilizado términos homofóbicos y discriminatorios en una rueda de prensa.