La Major League Soccer de Estados Unidos muestra cada vez mayor potencial y en gran parte tiene que ver la influencia del fútbol mexicano.