Ravel Morrison que fue considerado como una de las mayores promesas del fútbol inglés, cuenta pasajes oscuros de su pasado.