Jugó con el Puebla y con el Querétaro, y de su paso en la Liga MX recuerda cuando le sacaron una pistola para rescindirle el contrato.