El galés se sinceró en una entrevista para la BBC, donde afirmó que necesitó regresar a la Premier para descansar psicológicamente.