“Estoy decidido para organizar unos Juegos seguros” dijo el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga.