Harajuku es famoso por su colorida escena de arte callejero y de moda. Además, es el lugar de reunión de las personas más pintorescas de Tokio.