El historiador y periodista Philip Barker nos transporta a los JJOO Tokyo 1964. Su arquitectura, cosas en común y sus máximos héroes.