El béisbol hizo su regreso triunfal a los JJOO logrando Japón su primer oro en la historia en un torneo lleno de emoción.