El atacante belga habría tenido una reacción inesperada ante su abogado, quien le confirmó el retorno a la ciudad de Milán.