Las estadísticas no mienten, el astro brasileño ha renacido tras el verano más complicado de su carrera. ¡Una amenaza de cara a Catar 2022!