Luego de ser señalado como el principal culpable de la eliminación del PSG en Champions League, el astro brasileño dio la cara.