El paradón de Sari van Veenendaal que acabó con el sueño neozelandés - Deportes Player